El ilustrador norirlandés Oliver Jeffers vuelve a sorprendernos con la sencillez de sus historias y la belleza lírica de sus dibujos en su último trabajo: “El corazón y la botella”.

Con la simplicidad que le acostumbra, Jeffers nos habla de una niña repleta de curiosidad, imaginación y ganas de vivir que un día hace el peor de los descubrimientos: un sillón vacío.

La niña, insegura ante el dolor que le produce la ausencia, decide guardar su corazón en una botella de cristal. Pero junto con el corazón, la botella atrapa también su inocencia y su curiosidad. Por eso un día, esa niña que ya no es tan niña, comprenderá que tomar aquella decisión no fue la mejor de las ideas.

Un relato lleno de sensibilidad acerca de lo difícil que puede llegar a ser enfrentarse a una perdida, independientemente de la edad que tengamos. Un libro emocionante, con una pizca de humor, mucha dulzura y unas ilustraciones que no querremos dejar de mirar.

Texto: de Cuentoalavista

 

 

 

Anuncios