Texto: Liliana Cinetto

 Ilustraciones: Lucía Mansilla

Colección: Luna de azafrán.

Ediciones del Naranjo

Uno de los libros favoritos de mis hijos. Un monstruo acariciable y un hijo del medio, que siente que siempre lo retan a él.

“Parece ser que hay muchas clases de monstruos. Algunos son enormes; otros, no tanto. Algunos dan miedo, mientras que otros son tímidos y andan en busca de cariño. En materia de monstruos, hay de todo, ¡hasta los que se esconden debajo de la cama!” (Texto extraído de la contratapa del libro) 

Anuncios