Archivos para la categoría: Libro älbum

Autor: Lemony Snicket

Ilustradora: Maira Kalman

Traducción: Lilia Mosconi

Editorial: Limonero

9789874573698

La vendedora se acerca y me dice si quiero ver la última novedad de Limonero. Si claro, quién no quiere, me pregunto yo mientras miro Bigudí, Achimpa, La niña que contaba..

Pero ella me muestra “13 palabras” – es muy lindo – me dice mientras me lo da y leo Lemony Snicket en el mismo gesto. Un segundo después entro en el maravilloso mundo de Daniel Handler.

Salí del libro queriendo.

13p-abajo

Y como quiero, les comparto la reseña de  Valeria Tentoni para Eterna Cadencia (y de paso los invito a conocer el blog, dudo en poner los obligo):

“El tiempo solo existe en la medida en que las cosas no pasan todas a la vez”, escribió alguna vez Albert Einstein. Y esa línea fue rescatada maravillosamente por el estadounidense Daniel Handler para cerrar su libro 13 palabras, ilustrado por Maira Kalman y publicado en Argentina por Limonero, con traducción de Lilia Mosconi. Todo lo que aparece antes, en las páginas coloridas y fantasiosas de esta piedra amarilla sobre la que se posa una pájara azul, justifica por completo esa cita.

Se trata de un diccionario tan largo como un hipo y tan caprichoso como la imaginación de un chico, regido por un número al que más de uno podría tenerle aprehensión. No es la primera vez que Handler ―también escritor de libros para adultos y guiones, amén de acordeonista―, devenido Lemony Snicket ―autor y personaje de sus libros infantiles, entre los que se cuentaTodas las preguntas equivocadas― enhebra peripecias delirantes para sus personajes. Y Snicket, su Dr. Seuss, ya había demostrado antes también su pasión por las palabras y sus definiciones: en esta historia, protagonizada por una pájara “alicaída” y un perro amigo que la visita e intenta por todos los medios posibles e imposibles devolverla a la alegría (con pasteles, sombreros y pinturas), cualquier diálogo es buena excusa para diccionarizar el asunto, introducir nuevas palabras en el universo de sus pequeños lectores. Esa, la de acercarlos al ejercicio de las consultas en orden alfabético, es una misión que entre nosotros María Elena Walsh, por ejemplo, cumplía con enorme gracia y belleza; ¿dónde, si no en sus canciones, íbamos a encontrarnos antes con la malaquita?

Desde enero, Netflix emite capítulos de Una serie de eventos desafortunados, venidos de una saga de libros que Snicket comenzó a publicar en 1999 con Un mal principio. En 2004, los libros ya habían sido adaptados a la pantalla, pero a la pantalla grande: Jim Carrey, Meryl Streep, Jude Law y Dustin Hoffman fueron algunos de los involucrados en la versión cinematográfica de esa historia, la de tres huérfanos cuyos padres mueren en el incendio de la casa familiar. Allí, las definiciones (y las bibliotecas) aparecen todo el tiempo: lo que las palabras quieren decir, lo que las palabras pueden decir, como una contraseña para la libertad, una especie de poder secreto.

En los ocho capítulos de la primera temporada, Patrick Warburton es el actor a cargo de representar al propio Lemony Sniket, un narrador que recibe a los espectadores bajo la tentadora advertencia: “¡Mirá para otro lado, mirá para otro lado!”. Todo en este autor es paradojal e inesperado, y esta no es la excepción: es notable su manera de hacer germinar el humor y de afirmar la trama en las expectativas del lector o de los espectadores. Sus libros han vendido más de 70 millones de ejemplares en todo el mundo, y ha sido traducido a más de 40 idiomas, participando de esa galaxia de últimos autores de literatura infantil y juvenil de alcance imparable en la que también titilan Anthony Browne, J. K. Rowling o Maurice Sendak.

13 palabras es un ejemplar precioso, venido de la imaginación alegre y universal de Snicket; una de esas imaginaciones que tienen el extrañísimo poder de alcanzar y conmover a casi cualquiera que se le ponga enfrente, venga de donde venga, tenga la edad que tenga.

Anuncios

Autor: Drew Daywalt
Ilustraciones: Oliver Jeffers
Editorial: Fondo de Cultura Económica

Jeffers_El día que los crayones renunciaron_Forro.inddcrayones

¿Cuáles son los colores más usados de una caja de colores? ¿Y esos que jamás se gastan? ¿Hay colores para niños… y para niñas? Ahora imagina, por un momento, que los crayones pudiesen hablar y expresar sus sentimientos: eso es justo lo que le ocurre con El día que los crayones renunciaron, un divertido y original álbum ilustrado que arranca con el pequeño Duncan y un manojo de cartas que sus colores le han dejado en la mochila. Están hartos de que les toque siempre el mismo rol en los dibujos.

La editorial mexicana Fondo de Cultura Económica nos trae el último álbum del australiano Oliver Jeffers, a quien conocemos por títulos como Arriba y abajo o Perdido y encontrado. En este álbum, sin embargo, cuenta con la colaboración del escritor estadounidense Drew Daywalt para el texto, y juntos forman una buena fusión donde es imposible decidirse por ninguno de los dos. El resultado es sobresaliente, y ha sido reconocido en la lista de los Mejores Libros Infantiles de 2013 de Amazon y la de la American Library Association. Tanta mención, junto con el boca a a boca, lo ha empujado hasta el primer puesto de la lista de los más vendidos del New York Times, hay una película en marcha y los autores preparan la segunda parte. ¿Y todo por un puñado de colores? Es más que eso.

crayons-spread-web-e1415904710288-520x288

4

En este curioso álbum “epistolar”, las páginas reproducen las cartas de los crayones, que uno a uno se dirigen a su dueño, el pequeño Duncan, para expresarle su malestar por el uso que hace de ellos. Nunca hasta ahora nos pudimos imaginar que el crayón rojo, por ejemplo, está agotado de pintar tantos Papá Noel, coches de bombero, corazones y un largo etcétera; que el crayón rosa se siente triste porque los niños lo toman por un color para niñas, cuando a él se le ocurrirían un montón de cosas interesantes que pintar; el crayón negro no soporta dibujar sólo los contornos, ¡como si él no fuese capaz de pintar un relleno!; y los crayones amarillo y naranja tienen una vieja disputa sobre qué color prefiere Duncan para pintar el sol, porque los dos están convencidos de ser el más idóneo; el resto de crayones de la caja de colores completan las otras cartas, cada cuál más reivindicativa y original.

1418672505_104341_1418673330_sumario_grande

El texto de Daywalt rebosa creatividad y humor para el público infantil, que se puede sentir perfectamente identificado con el dueño de los crayones y reír con las ocurrencias de los personajes; pero sorprende también la capacidad para conectar y divertir al público adulto, con un humor más inteligente y maduro: un mismo chiste puede hacer reír a dos públicos distintos y por un motivo diferente. Que nadie se extrañe si pilla a un mayor leyendo el álbum a escondidas con una sonrisa en los labios.

El día que los crayones renunciaron combina los textos manuscritos de los crayones, llenos de personalidad, junto con los retratos de sus “dueños” y dibujos, que ofrecen una segunda lectura al texto y lo complementan. Jeffers también combina fotografía, un recurso que le da muy buen resultado. Tampoco podemos dejar de mencionar la traducción de Silvia Figueroa, quien ha sabido trasladar a nuestro idioma la espontaneidad y el humor del texto. El hecho de que este esté escrito a mano, al igual que en la versión original, no hace sino fusionar el trabajo de los dos autores hasta convertirlo en uno solo y sumergirnos más en la ficción.

Pero, además de todo lo mencionado, el libro es una invitación a la creatividad y a salirse de lo convencional, o lo que es lo mismo: pintar por fuera de la línea; en la imaginación no hay sitio para los contornos.

tdtcq-e1415904734694-520x477

por: Pablo C Reyna para revista Babar

new arrivals

Autora: Emily Hughes

Ilustración: Emily Hughes

Editorial: Libros del Zorro Rojo

imgres

Salvaje es el brillante debut de la autora hawaiana Emily Hughes. Con frescura y desparpajo nos cuenta la historia de una niña que vive feliz en la naturaleza, donde los osos le han enseñado a comer, los pájaros a hablar y los zorros a jugar.

wild3

Les traigo las palabras de Josep Oliver (Papel en blanco) que tan bien describen este hermoso libro:

El tema del niño salvaje, abandonado a su suerte en plena naturaleza y criado por animales, es muy común en la literatura: aparece de forma temprana en la epopeya de Gilgamesh o en el mito fundacional de Roma, con los hermanos Rómulo y Remo, criados por una loba. Dando un salto en el tiempo, nos encontramos en el siglo XIX, aplicando ya los criterios ilustrados de la idea del “buen salvaje de la época”, a Rudyard Kipling con su Mowgli en ‘El libro de la selva’ (1894), o más adelante, el Tarzán de Edgar Rice Burroughs (1912).

Wild2

‘Salvaje‘ parte de esta premisa. Un bebé es recogido en el bosque por los animales. Su origen es incierto, pero también innecesario. El bosque entero la acepta como una más, sin hacer gala de juicios previos. Cada animal le enseña alguna cosa a la niña. “Ella lo comprendía y era feliz”, nos dice el cuento. Pero un día aparecen en el bosque otros “animales”, son los seres humanos que, obedeciendo su lógica (que no la de la niña) se la llevan a la civilización para educarla. Un psicólogo la acoge y se compromete a (re)educarla, pero todos los intentos son en vano. Para la niña, esos seres hablan mal, comen mal, juegan mal, ¡todo lo hacen mal! El desencuentro es total, y bajo esa incomprensión no hay solución posible. Contrariamente a lo que podría parecer un final feliz, la niña vuelve al bosque, donde será feliz con sus amigos animales… “porque no se puede domar algo tan felizmente salvaje“.

Wild1

El arte de Emily Hughes es deslumbrante. Resulta increíble que éste sea el primer trabajo de esta joven artista, porque con un puñado de ilustraciones, con cierto sabor retro y un exquisito gusto por el detalle, se gana al lector en un par de páginas. Sin duda, lo mejorcito del libro. Uno acaba enamorándose de esa pequeña salvajina que no puede ser domada.‘Salvaje’ es un libro fantástico, que me ha entusiasmado y que lo recomiendo vivamente.

Más información | Ficha en Libros del Zorro Rojo

Autor: Nicolás Schuff

Ilustrador: Pablo Picyk

Editorial: del Eclipse10_asiquedademostrado

A través del absurdo, el humor y la ironía, texto e imágenes demuestran la falacia que hay detrás de algunas frases y consejos arraigados en el imaginario colectivo.

10_aqd-fieras1

10_aqd-fieras3

10_aqd-oveja1

10_aqd-oveja2

10_aqd-nubes1-1

Autor e ilustrador: Laurent Moreau

Editorial: Kókinos

libros-infantiles-en-que-piensas-5427-MLA4410370159_052013-F

Max imagina aventuras.

Anabel tiene deseos muy dulces.

Rosalía está enamorada de Antonio.

Matías, sencillamente está contento.

María está celosísima.

Elena siente, a veces, la necesidad de estar sola.

A Eric le ronda una musiquilla por la cabeza.

libros-infantiles-en-que-piensas-5490-MLA4410480383_052013-F

libros-infantiles-en-que-piensas-5486-MLA4410481310_052013-F

libros-infantiles-en-que-piensas-5446-MLA4410490315_052013-F¿Quién puede conocer las aventuras que Max está imaginando? O en qué dulce delicioso está pensando ahora mismo Anabel. O de quién está enamorada Rosalía en secreto. O por qué Matías está contento… Lo sabe alguien que te invita a asomarte a sus pensamientos. Pero ¿lo sabe o se lo está inventando todo? Quién sabe.

libros-infantiles-en-que-piensas-5413-MLA4410506755_052013-F

Autor: Mats Letén

Ilustradora: Hanne Bartholin

Editorial: Libros del zorro rojo

Blog-T-Finn-Herman

«Finn Herman, cariñito, ¿quién tiene la sonrisa más adorable del mundo?

Ahora mamá va a ir a la carnicería a comprarte algo rico para la cena.

¿Qué pasa, cosita? ¿Quieres venir?

No es buena idea, tesoro; la calle es un lugar muy peligroso para un cocodrilito…»

10_19299_22616

22_19299_22616

32_19299_22616

36_19299_22616

Finn Herman es la delirante historia de un cocodrilo muy especial al que su dueña saca de paseo cual una mascota cualquiera por la ciudad y en su recorrido va devorando a cuanto se topa con él incluido un niño. Sorprende la frialdad con la que el autor trata la historia sin compadecerse un ápice de ninguno de los personajes que son engullidos por el cocodrilo, quizás porque se trata de un autor oriundo de Dinamarca, país con gran tradición en el álbum ilustrado y en el que se parte de una idea de la educación en la cual no hay que esconderle ningún tema a la infancia y hay que mostrarles la vida tal cual es. El mayor acierto de la historia es, sin duda, eso, la naturalidad con la que Finn Herman engulle sin que su estirada dueña desconfíe ni un segundo de sus intenciones ni deje de verlo como una mascota adorable que no hace daño a nadie.

Las ilustraciones juegan un papel muy importante, sobre todo el tratamiento que se da al cocodrilo que crece por momentos según va aumentando sus capturas. Muy adecuada resulta también la onomatopeya del Ñam con el que se nos indica que una vez más Finn Herman ha hecho de las suyas.

La historia es equiparable a la de esas madres que creen tener hijos perfectos que nunca rompen un plato sin querer ver que sus vástagos son un peligro andante.

Por Ana N para Selección de lecturas

Autor: El pequeño conejo blanco

Ilustrador: Oscar Villán

Editorial: Kalandraka

1000000132Kalandraka, antes de ser una editorial, era un grupo que realizaba cuentacuentos. Uno de los cuentos que contaban era el del pequeño conejo blanco, un relato popular portugués que a los niños les encantaba. Fue por la exigencia de los mismos niños que Kalandraka decidió convertir este cuento en un libro.

El pequeño conejo blanco fue publicado en 1998 y hoy continúa siendo reeditado. La historia, adaptada por Xosé Ballesteros, es simple. Una cabra le quita su casa a un conejo blanco, quien parte en busca de ayuda. El conejo le pide ayuda al buey, al perro, al gallo y, finalmente, será un pequeño ser el que le prestará apoyo. Lo llamativo es el ritmo del relato y los juegos de palabras: “Yo soy la cabra cabresa y si no os vais rádido os saltaré encima de la cabeza”, amenaza la cabra al conejo blanco.

Las ilustraciones son de Óscar Villán, quien ganó el Premio Nacional de Ilustración de España en 1999 por este libro.

3_coell2

3_coell3

3_coell4-bis

 

 

Autor: Davide Cali

Ilustrador: Marcos Soma

Editorial: Libros dell zorro rojo

La reina de las ranas-2

«¿Qué tenía que hacer una reina de las ranas?

Una reina de las ranas no puede hablar con las demás ranas, no puede mojarse los pies, y debe tener una gran hoja de nenúfar para ella sola. Debe comer solo moscas gordas, dar órdenes y castigar a las ranas si no obedecen inmediatamente.

Pero un día una rana preguntó:
¿Por qué ella es la reina?»

Illustration_02«Había una vez un estanque, y en el estanque había ranas. Las ranas se pasaban el día haciendo cosas de ranas…» La sociedad de las ranas, antes idílica, casi el paraíso en el agua, se convierte en un reflejo que recuerda a la sociedad humana. Una reina y sus cortesanos que someten a los habitantes del estanque, una corona que otorga el poder de manera absurda, el abuso en el ejercicio de la soberanía para el buen vivir de unos pocos a costa del sufrimiento de muchos.

BLOG-2imag--Rana-2Pero como en todo buen cuento, como en la vida, un pequeño accidente puede cambiar el transcurso de los acontecimientos y ser el detonante para que los oprimidos abran los ojos… y preguntarse: ¿qué hace diferente a una rana de otra? ¿Por qué hay que aceptar las situaciones injustas?

Illustration_09-1

Texto: Jairo Buitrago 

Ilustraciones: Rafael Yockteng 

Editorial: Babel / Calibroscopio

eloisa

¿Te has sentido alguna vez diferente a los demás? ¿Has sentido en alguna ocasión que el lugar en el que estabas no tenía nada que ver contigo? ¿Has notado que no tenias nada en común con los que te rodeaban? o quizá… ¿Alguna vez han hecho que te sintieras como un…”bicho raro”…..?

como-un-bicho-raro

La adaptación al ambiente es siempre difícil, sobre todo cuando son situaciones nuevas y desconocidas para nosotros y muy diferentes a lo que conocemos y sentimos. Quizá sea posible que después de un largo proceso, de ese letargo necesario en ocasiones y a veces dificil, poder salir de esa  crisálida….y convertirnos sin dejar atrás lo que somos, en uno más.

Eloísa es la protagonista de esta sencilla y conmovedora historia de desarraigo en una nueva ciudad a la que llega con su padre, llenos de ilusiones y proyectos, buscando un futuro. Un lugar diferente en el que vivir, pero con la ilusión de labrarse un nuevo camino.

978-84-939213-1-6i2

Pero no resultará tan fácil. Las horas de espera a la puerta del colegio se hacen eternas, los nuevos compañeros tan distintos…. los recuerdos….

Eloísa nos enseñará a no perder las raíces, pero también a reconocer, que aunque cueste adaptarse a lo nuevo, lo diferente nos enriquecerá tarde o temprano.

Lo leí en: Soñando cuentos

ELOISA GUARDAS

Que bueno es encontrar lectura para niños que no caigan en la típica lección o mensaje para ser un buen chico, si no que se la jueguen y ofrezcan una mirada del mundo, porque un libro, un buen libro, tiene que ayudar a descifrar al mundo, no decirte lo que tenes que hacer o no. Eloisa y los bichos nos cuenta, y nos da pistas de como superar cambios, nos cuenta de sensaciones y de que la memoria no se pierde nunca, la memoria siempre está, en nuestros corazones, en nuestra piel y la vamos a llevar por siempre.

Lo leí en: la biblioteca de kala

Les dejo el vídeo oficial que es hermoso y también los comentarios del libro hechos por sus propios autores: Yockteng – Buitrago

Recuerdo la fascinación por los insectos y los bichos pequeños que tenía Luis Buñuel,  ya salían en su primera película, un Perro andaluz (1922) donde aparece esa mano hueca por donde salen muchísimas hormigas, en Viridiana se rescata a una abejita que se está ahogando en un tanque de agua, los escorpiones que combaten en el inicio de La edad de oro, es proverbial su amor –odio por las arañas, ver bichitos en pantalla grande me reconfortaba. A Buñuel en su juventud lo impactó profundamente las lecturas de La vida de las abejas de Maurice Maeterlinck  (publicado en 1901), y fue además de cineasta y poeta, un apasionado entomólogo. Yo no recuerdo desde cuando comenzó mi afición por los bichos, pero lo que sí recuerdo es mi interés por crear una historia donde un ser humano pequeñito interactuara con una sociedad compleja de insectos a la que no puede ver con otros ojos que los de alguien un poco horrorizado.

978-84-939213-1-6i1

Afortunadamente esas ideas inconexas llenas de imágenes surrealistas evolucionaron hacía una historia más cálida y con un trasfondo social inmerso en la aparente rareza de una metrópoli repleta de bichos de todo tipo y el proceso lento y a veces doloroso de la adaptación. Tal vez, la atracción de lo desconocido que nos preocupaba como autores, se plasma aquí en varios niveles, en el que se siente bicho raro, en el que tarda más en adaptarse o simplemente el que se siente diferente. Eloísa, tímida y delicada, hija de inmigrantes, tiene la fuerza para afrontar sus días, en la escuela, en el metro camino de su casa, en la soledad de las tardes junto a su padre. Es nuestro libro favorito, lo llevamos a todas partes, lo leemos con los chicos y luego los escuchamos. Es un libro que despierta muchas inquietudes e interpretaciones, que nos hace a nosotros reflexionar en distintos puntos cada vez que lo releemos. Rafael incluyo un  guiño a Emigrantes de Shaun Tan en la escena en la que la pequeña polilla le regala una manzana a la cansada y perdida Eloísa.

Fue elegido entre los mejores del 2010 por el diario El Tiempo.

Será publicado en portugués por Sm Brasil y en España por la editorial El Jinete Azul.